EL ATERRADOR COME LENGUAS

El comelenguas, es una terrorífica leyenda muy conocida en todo el territorio hondureño, especialmente en las zonas rurales donde se acostumbra transmitir nuestra rica tradición oral.

El comelenguas, llamado también sacalenguas, según lo describen quienes aseguran haberlo visto es un tipo de ave gigante que posee una cola muy larga y poderosa con la que ataca a sus presas.

Muchos conocemos la historia, sin embargo en cada zona del país los relatos cambia en algunos aspectos, pero todos coinciden en lo mismo; mata los animales y les arranca la lengua. En ese sentido, les hablaremos de la leyenda de el comelenguas, según la tradición oral Sureña.

La historia del misterioso ente que mataba animales y devoraba su lengua comienza a tejerse alrededor de 1950, en la linda comunidad de Nacaome, zona Sur de Honduras. Relatos que pueden corroborarse en el libro “Por cuentas, aquí en Nacaome: literatura oral de la zona sur” publicado en 1996, por las distinguidas damas Karen Dariela Ramos y Melissa Isabel Valenzuela.

Según se cuenta, fueron varios los campesinos los que vieron una inmensa ave sobrevolando las haciendas del sector. Los mismos testigos aseguran que al día siguiente del avistamiento de la misteriosa criatura voladora, aparecieron muertas de forma extraña muchas reses.

Otros campesinos aseguraron haber visto al gigantesco monstruo atacando con su enorme cola que parecía serpiente a un monstruo y éste, por mas que lucho por su vida no pudo escapar. La criatura lo sujeto fuerte con su cola hasta ahorcarlo y posteriormente le arranco la lengua. Por eso el nombre popular de el comelenguas.

Aunque este tipo relatos de el comelenguas fueron muy comunes, en ocasiones no concordaban con lo sucedido en otras regiones del país, donde las personas aseguraban que los animales muertos no presentaban signos de violencia como sucedía en Nacamome.

Durante mucho tiempo, los sucesos de animales que aparecían muertos con la lengua arrancada se repitieron en la zona causando incertidumbre y temor entre los pobladores, especialmente entre los hacendados quienes veían día a día como sus reses eran asesinadas por un animal que nadie podia decir exactamente lo que era. De forma inexplicable los animales aparecían muertos con su lengua “cortada de raíz” y algunas veces con las mandíbulas dislocadas.

Este tipo de narraciones se escuchan en muchos pueblos de Honduras, pero se dice que en los años 40, sucedió algo similar en una zona de Brasil llamada Goias. Los animales muertos en ese sector presentaban signos parecidos a los que mostraban los animales muertos en Nacaome, Honduras.

No se sabe con certeza que tipo de animal o monstruo causo la muerte de cientos de reses de la zona Sur de Honduras, pero el hecho fue relacionado con ovnis, seres extraterrestres y hasta con el famoso Chupacabras. Pero eso son solo especulaciones, pues todavía nadie puede explicar lo que paso.

Se presume que el comelenguas es pariente cercano del temido pájaro-león, otro extraño ser que atemorizo a los pobladores de Sabanagrande, Francisco Morazán. La Tradición oral Sureña asegura que el pájaro-león es una especie de ave muy grande con un enorme pico que devoraba y enloquecía a todo ser que por desgracia se cruzaba con él.

Fin.